Receta de Nuegados

Ya se acerca la Festividad de los Santos y como en otros lugares, aquí en Valdepeñas también tenemos nuestros platos y dulces típicos de estas fechas. En concreto, nosotros os vamos a hablar de los nuégados, ¿»nue… qué? me dicen los turistas cuando les hablo de ellos.

Nuegados por los Santos
Nuegados por los Santos

Pues es un plato más que entretenido de elaborar, que reúne a la familia, desde grandes a pequeños, entorno a los fogones.

Para proceder a su preparación primero hemos de tener sobre la encimera los siguientes ingredientes:

  • ½  docena de huevos;
  • 1 taza de desayuno de aceite de oliva previamente frito;
  • 1 taza de desayuno de vino de Valdepeñas;
  • ½  taza de desayuno de aguardiente o anís;
  • ½  taza de azúcar;
  • 1 y ¼  kg de harina blanca;
  • 1 sobre de levadura;
  • 1 y ½ kg de miel, mejor pura y sin refinar.
Ingredientes para los nuegados
Ingredientes para los nuegados

Primeramente, mezclamos los huevos batidos, la harina y la levadura, ya tamizadas. También añadimos la parte líquida: el vino, el aguardiente, el aceite y por último el azúcar. Vamos trabajando la masa hasta que se pueda moldear fácilmente y la dejamos reposar alrededor de una hora bien tapada con un paño de algodón.

Ahora es el momento de reunir a los más pequeños que nos van a ser de gran ayuda al tiempo que ellos se lo van a pasar en grande. Espolvoreamos harina sobre una mesa y vamos cogiendo trozos de masa para ir haciendo tiras largas y finas, las cuales vamos a cortar en daditos pequeños con ayuda de unas tijeras.

Elaboración en familia de nuegados
Elaboración en familia de nuegados

Ponemos bastante aceite en una sartén honda en el fuego, en el que iremos friendo los daditos, los cuales van a engordar e irán dorando. Una vez hayan cogido este tono dorado los vamos sacando de la sartén y escurriendo bien de aceite.

Mientras tanto en otra sartén aparte hemos puesto la miel para ir calentándola y que se vaya haciendo líquida, a proporción de 1 taza de miel por cada 4 de bolitas. Cuando la miel esté en su punto, vamos echando los daditos ya fritos y vamos removiendo para que todos tomen la miel por igual.

Nuegados en la sartén
Nuegados en la sartén

Cuando veamos que la miel y los daditos son todo uno, los vamos sacando con la espumadera y dando forma sobre un plato previamente engrasado. Para poder manejarlos hemos de tener las manos mojadas. Y por último, antes de que endurezca la miel, echamos por encima anises pequeños de colores para decorar.

Lo más típico es darle forma de corona, aunque también los encontramos con forma alargada.

Ya sólo nos queda disfrutar de ellos. ¡Buen provecho!