Receta de Gachas Manchegas

Las gachas manchegas es uno de esos platos más típicos de esta tierra. Especialmente cuando llega el frío es cuando parece que apetece más encender la lumbre y arrimarse todos a comer directamente de la sartén armados con nuestro tenedor y un buen trozo de pan.

Preparando la lumbre para las gachas
Preparando la lumbre para las gachas

Las gachas manchegas, aunque es un plato que inicialmente es fácil de preparar, tiene su truquillo y necesita buena mano para su preparación.

Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

  • 2 cucharadas de harina de almorta, también llamada de guijas o pitos;
  • 200 gr de mesao y/o panceta de cerdo fresca;
  • 3 chorizos frescos;
  • 4-5 dientes de ajo;
  • Aceite de oliva virgen extra;
  • 1 cucharada de pimentón;
  • 2 tazas de agua;
  • Sal.

Ponemos bastante aceite, 1 taza más o menos, en una sartén honda en el fuego y se añaden los ajos partidos por la mitad y pelados. Cuando están dorados se apartan en un plato.

Chorizo y Panceta (o "Mesao")
Chorizo y Panceta (o «Mesao»)

Después, sobre el mismo aceite, se fríe el mesao troceado y los chorizos troceados, una vez han dorado se apartan en una fuente.

Retiramos un poco de aceite, lo colamos, por si hubiera quedado algún resto, y echamos la harina de almortas con el fuego bajo; aproximadamente una cuchara por comensal.

Sartén de gachas
Sartén de gachas

Vamos removiendo y tostando finamente la harina y añadimos en este momento el pimentón, no dejando que éste se queme. Echamos el agua sin dejar de remover para evitar los grumos y subimos el fuego o acercamos la sartén algo más a la lumbre.

Cuando empiece a espesar vamos rectificando de sal y agua.

Una vez que vemos el gorgoteo en la sartén le añadimos los ajos junto al mesao y los chorizos que habíamos apartado previamente.

Gachas, pan y vino
Gachas, pan y vino

Y ya están listas para comer, pero no olvides que hay que comerlas en caliente, recién preparadas, y si os apetece, acompañarlas de un buen vino tinto.