Iglesia de los Trinitarios

Iconos Convento Trinitarios

Dentro de los rincones por descubrir en Valdepeñas encontramos el Convento de los Padres Trinitarios el cual encierra un camarín en el que podemos ver unas de las pocas pinturas-mural barrocas que existen en Castilla-La Mancha.

Fachada Convento los Trinitarios
Fachada Convento los Trinitarios

La Orden Trinitaria Descalza nace en Valdepeñas en 1594 de la mano del marqués de Santa Cruz y el fraile Juan de Dueñas, siendo en 1615 cuando San Juan Bautista de la Concepción decide trasladarla a su actual ubicación por problemas de salubridad.

La historia nos cuenta que los Padres Trinitarios rescataron en la Batalla de Mamora una imagen de Jesús Nazareno de la que se hacen varias copias y una de ellas llega a Valdepeñas con el nombre de Jesús Nazareno Rescatado.

Es entonces, en 1698, cuando se comienza a construir la actual capilla de Nuestro Padre Jesús y cuya riqueza artística radica en las pinturas murales, realizadas mediante la técnica pictórica de pintura al seco cuyo autor pintó también el Palacio de El Viso del Marqués.

Nuestro Padre Jesús Rescatado
Nuestro Padre Jesús Rescatado

La iconografía de las pinturas que allí encontramos muestra la redención trinitaria en la batalla de Mamora y la historia del Marqués de Santa Cruz. En el techo está representada la resurrección de Jesucristo y en la cúpula, la Santísima Trinidad.

Camarín de Nuestro Padre Jesús Rescatado
Camarín de Nuestro Padre Jesús Rescatado

Además de la capilla podemos visitar la iglesia de estilo barroco madrileño. La fachada sigue la misma línea de la Iglesia de la Encarnación de Madrid y en ella se puede apreciar una escultura de San Juan Bautista.

No te puedes perder: El Camarín de Nuestro Padre Jesús Rescatado