Ermita de la Veracruz / Auditorio Inés Ibáñez Braña

Este edificio patrimonial, declarado Bien de Interés Cultural y de origen cuestionable, siempre nos ha llamado la atención por su capacidad de recogimiento y a la vez funcionalidad. Hoy en día, lo mismo puedes disfrutar de un concierto como de una exposición, aunque también invita a la reflexión y la paz.

Ermita de la Veracruz / Auditorio Ines Ibañez Braña
Ermita de la Veracruz / Auditorio Ines Ibañez Braña

Su origen hoy en día es desconocido pues son varias las teorías que versan sobre el mismo, unos dicen que se trata de una antigua sinagoga construida posiblemente en los siglos XVI ó XVII, y otros dicen que es una ermita creada tras la solicitud de 19 vecinos para el culto independiente y para poder guardar cruces, consignas y estandartes. Además, su nombre, Veracruz, hace referencia a la verdadera cruz, «que era un trozo de leño donde se crucificó a Jesús, que se guardaba en un pequeño armario con forma de cruz» dentro de esta ermita.

Destaca su estilo mudéjar, como puede verse en los arcos que tiene en el interior. Su planta es basilical, de tres naves separadas por pilares de sección rectangular con arcos de medio punto, construido con piedra y ladrillo. Las ventanas son vanos con rejas, y las dos puertas son sencillas; de piedra y adinteladas. En el centro del dintel hay una piedra que lleva una cruz en bajo relieve.

Puerta lateral de la Ermita
Puerta lateral de la Ermita

En cuanto al exterior, la fachada está construida de ladrillo y tapial sobre zócalos de piedra. Las dos puertas, de diferente tamaño, son dos sencillos dinteles también de piedra con cornisas.

Durante la guerra civil española se destruyó y se utilizó como checa y tras la guerra se reconstruye y vuelve al culto hasta 1980 cuando es cerrada.

Su construcción es similar al edificio de al lado en donde se encuentra el Museo Municipal, por lo que es de suponer que debió formar parte anexa de este edificio como santería.

En 1981 se declaró Monumento Histórico Artístico y en 1982 el ayuntamiento la restaura, la habilita para auditorio y la dedica a Francisco Nieva, dramaturgo valdepeñero.

Detalla de la fachada
Detalla de la fachada

En el 2018 pasa a dedicarse la Dª Inés Ibáñez Braña.

No te puedes perder: Las actividades que se realizan en su interior, pues solo en estas ocasiones está abierta al público.