El Trampantojo

¿Quién no se ha quedado mirando alguna vez el mural que luce en la fachada del Centro Cultural La Confianza?

Vista general de El Trampantojo
Vista general de El Trampantojo

Pues bien, lo primero de todo, hay que aclarar, que este mural es un TRAMPANTOJO, es decir, está realizado con una técnica que intenta engañar la vista jugando con el entorno arquitectónico.

El autor de este mural es Raúl Martín Moreno, valdepeñero que siempre ha llevado el arte en sus manos de una u otra manera; como profesor de Artes Plásticas, participando en diferentes cortometrajes así como en diferentes certámenes y festivales.

Este proyecto en sí, aparenta como si la pared no existiese y pudiésemos contemplar el interior del Centro Cultural, edificio sobre el que está pintada esta obra, presentándonos a un grupo de artistas ilustres valdepeñeros.

En la parte superior, dedicada a la música, está Tomás de Antequera con sus crótalos y vistiendo una de sus características chaquetillas.

Vista de Tomás de Antequera
Vista de la planta dedicada a la música

El segundo piso, que coincide con la planta de la biblioteca, está dedicada a la literatura, y en ella podemos encontrar: a Bernardo de Balbuena vistiendo las ropas de obispo; a el poeta Juan Alcaide; a Ana de Castro como dama del siglo XVI; y a la poetisa Sagrario Torres.

Vista de la planta de la Literatura
Vista de la planta dedicada a la literatura

La primera planta, coincidente esta con las salas de exposiciones, está dedicada a la pintura, y en ella aparecen: Francisco Nieva con las máscaras del teatro; Oscar García Benedí; y Gregorio Prieto.

Vista de la planta de la pintura
Vista de la planta dedicada a la pintura

La parte de abajo simula la Cueva de El Trascacho, que homenajea al teatro. En una de sus tinajas podemos encontrar los retratos de Valentín Hidalgo, Manuel Moya, José Damián y Andrés Cejudo, este último fundador del Grupo Artístico-Literario El Trascacho.

Vista de la planta del teatro
Vista de la planta dedicada al teatro

Para poder ver en profundidad esta obra os recomendamos que os situéis en la diagonal de la esquina donde está el mural y fijar primeramente la mirada en la mesa de la parte inferior, a partir de ahí y una vez captada la tridimensionalidad ascendemos por el resto.