El Ángel de Valdepeñas

¿Cuánto falta?, ¿cuánto falta?, …a cualquier valdepeñero que venga por la A4 no nos hace falta preguntarlo si en el horizonte logramos vislumbrar “El Ángel” …¡ya estamos en casa!

Vista del Ángel desde el tren

Hoy tan sólo un gran amasijo de hierros retorcidos entre dos columnas de piedras de más de 15 metros de altura se alza sobre el cerro de las Aguzaderas, el más alto de los alrededores, y con unas vistas de 360 grados y decenas de kilómetros a su alrededor.

El Ángel de Valdepeñas original
El Ángel de Valdepeñas original (Foto de los años 70)

En su día esta escultura fue un “Ángel de la Victoria”, obra del escultor Juan de Ávalos, que fue inaugurado en 1964. Con sus connotaciones políticas de una historia pasada fue objetivo de un atentado con bomba el 18 de julio de 1976, unos dicen que obra del FRAP y otros del GRAPO, quedando gran parte de la figura destruida, con la excepción de las manos y la empuñadura de la espada, siendo con el tiempo estas partes expoliadas y quedando hoy en día solamente un amasijo de hierros y dos columnas de piedra teñidas de rojo por el óxido desprendido de la estructura.

Desde el borde de este monumento, también conocido como el Ángel de la Aguzadera, se pueden contemplar unas magníficas vistas; al que se puede acceder en coche o en bicicleta con 1 km de subida por un camino asfaltado.

Vista nevada del Ángel desde la Avenidad de las Tinajas
Vista nevada del Ángel desde la Avenida de las Tinajas

También existe la posibilidad de acceder andando, paseando por la Avenida de las Tinajas y posteriormente a través de varios caminos, se puede acceder a la falda del cerro desde donde poder subir a su cima.

No te puedes perder: Las vistas durante el ascenso, aprovecha los 360º, y haz una visual de la llanura manchega.