La jota manchega

La jota manchega tiene la peculiaridad propia de tener rasgos de ronda. Aquí en Valdepeñas, podemos ver a los danzantes acompañados de castañuelas, bandurrias y guitarras. Intervienen con éstos un coro de instrumentos populares como son el almirez, el caldero, la paleta, la sartén… Este baile es de ambiente popular, y la indumentaria de los danzantes se ajusta a la época y a la faena de la vendimia. 

Grupo de mujeres bailando la jota manchega
Grupo de mujeres bailando la jota manchega

Su característica fundamental está en que tiene su lugar y su tiempo en la vendimia, con lo que prueba su indudable origen antiquísimo de danza ritual labradora.

Por supuesto es un baile alegre, divertido y que gusta del aire libre y del olor inequívoco de la uva ya preparada para ser recogida y convertida en vino.

Es por esto por lo que, durante las Fiestas del Vino y la Vendimia de Valdepeñas es cuando más se enaltece este baile popular de nuestra tierra.

Todo viajero que haya tenido la oportunidad de visitarnos podrá reconocer estas estrofas:

“A la Mancha manchega
que hay mucho vino
mucho pan, mucho aceite
mucho tocino”.
“Y si vas a la Mancha
no te alborotes
porque vas a la tierra
de Don Quijote”.

Como curiosidad, el 22 de Junio de 2.019, Valdepeñas batió el record Guinnes del mayor número de personas bailando la jota; 821 personas al son de «A la Mancha manchega».

Record Guinnes de mayor número de personas bailando la jota
Record Guinnes de mayor número de personas bailando la jota. Plaza de España de Valdepeñas.